AN

Briseis, calidad y creatividad en cada fragancia

Hay fragancias que consiguen teletransportar, con tan solo cerrar los ojos, a las vacaciones más anheladas, a momentos de añoranza con las más cítricas o aquellas más calmantes, relajadas, románticas… Un sinfín de fragancias que se eligen dependiendo de la personalidad de cada persona o de acuerdo a sus hábitos y estados de ánimo.

Según los expertos, el perfume dice mucho de una persona y la reconforta, acompaña y define. La importancia que los perfumes aportan al estado de ánimo es una realidad. Briseis, especializada en el mundo de la perfumería desde 1948, es consciente de ello y va más allá de un eau de toilette o un perfume, trasladando su expertise perfumístico a toda la gama de productos que contempla su porfolio, como geles de baño, desodorantes, champús… Todos ellos con 2 elementos en común: la intensidad y la calidad de sus fragancias

Una empresa que hace de la calidad una filosofía

74 años de experiencia creando, investigando y haciendo realidad las ideas y los sueños de muchos. Una continua evolución, basada en su objetivo principal y en el eje central de su filosofía: la calidad y la innovación en cada proceso y desarrollo.

Briseis comenzó su andadura en el mundo de la perfumería en un pequeño local alquilado donde puso en marcha la fabricación de colonias de tipo floral, como rosa, jazmín, nardo, etc. También algunas composiciones de fantasía como Galán de Noche, Heno Briseis, etc.  

Poco después, durante esa misma época, comenzó con la extracción de aceites esenciales de limón, siendo pioneros en España de esta explotación. A día de hoy, con un importante número de referencias pertenecientes a las distintas familias olfativas y diversos formatos, tanto de creación propia como para diferentes clientes, Briseis se ha convertido en un referente en el diseño, desarrollo y fabricación de perfumería a nivel nacional e internacional. 

¿Qué cualidades aporta una fragancia única?

La composición de un perfume es una de las actividades más creativas de Briseis. Cada elemento y cada materia prima es única y diferente. Un universo de referencias que trasladan y envuelven en ese efecto mágico que tienen los perfumes en el cerebro, debido a su composición, donde el diseño y la creatividad marcan un estilo propio en el trabajo de Briseis.

Fragancias emblemáticas que han formado parte de la historia e incluso han superado las modas y el paso del tiempo, como su mítica Agua de Colonia Original de 1953, vigente a día de hoy y con un registro olfativo capaz de encender las emociones, agudizar los recuerdos y trasladar a algún rincón de la memoria. También otras, como la Colonia Cruise, que data de los años 80 y que actualmente sigue siendo uno de sus best seller en fragancias masculinas, o Farina Plata, una chispeante y vibrante composición olfativa desarrollada por el fundador de esta empresa, Don Antonio López Jiménez.

Para Briseis, no hay verano sin olor a naranja, limón o bergamota... Primavera sin olor a flores o invierno sin un aroma reconfortante y especial. Para los más golosos, Briseis se adentra en un nuevo territorio olfativo, el Gourmand, caracterizado por ese espíritu cercano al mundo de la repostería, que endulza la vida a cualquiera y transporta a los momentos más dulces de la infancia.

Un mundo infinito de fragancias en el que la memoria olfativa tiene la clave y, gracias a su constante investigación, así como la innovación y creatividad en el desarrollo de sus fragancias, Briseis se ha permitido ampliar nuevos horizontes y satisfacer las preferencias de un número cada vez más amplio y exigente de clientes. 


Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable