AN

Beneficios del uso de un cojín nido reductor, por Cool-Dreams

La comodidad y el descanso adecuado son factores indispensables para que un bebé tenga bienestar y calidad de vida. En ese sentido, los múltiples beneficios del uso de un cojín nido bebé lo consolidan como un sistema de descanso eficaz que contribuye a la salud de los más pequeños de casa y a la tranquilidad de sus cuidadores.

Este accesorio se fabrica con materiales delicados que no generan roce ni daño en la piel, por lo que es apto para bebés de entre 0 a 6 meses.

Compañías especializadas en el sector como Cool-Dreams, han incluido en su catálogo al cojín reductor como un elemento cada vez más demandado por los padres que esperan un bebé o acaban de tenerlo.

Ventajas y beneficios del cojín nido reductor

El cojín nido reductor es un sistema de descanso para bebés que combina un pequeño colchón con un rulo mullido que lo rodea y que facilita una postura cómoda para el sueño, parecida a la que el lactante tenía en el vientre materno. Esto lo convierte en un complemento versátil y seguro, cuya mayor ventaja es su adaptabilidad al cuerpo del bebé y a diversas superficies, ya que puede colocarse en la cuna, en la cama, sobre una mesa, encima de un sofá o hasta en el suelo.

Por tanto, se trata de un cojín con forma de cuna práctico y ligero que puede transportarse sin ningún problema fuera de casa o al salir de viaje.

Cool-Dreams es uno de los referentes en la comercialización de este producto, ya que dispone de una amplia colección de cojines nidos reductores impermeables, lo que les diferencia de otros que existen en el mercado.

Los cojines nido reductores de Cool-Dreams se caracterizan por contar con borde y base desenfundable, y por la posibilidad de separar sus piezas para facilitar el lavado.

Además, se pueden utilizar como reductores de cuna, ya que su diseño imita al útero de la madre y proporciona al bebé sensación de seguridad y calidez.

Por otro lado, los cojines nido fomentan el colecho para que el bebé duerma cerca de la cama de sus padres o cuidadores y se garantice su protección.

El cojín nido reductor también puede convertirse en una cuna de viaje alternativa durante las primeras semanas de vida y, separando el borde de la base, el primero puede usarse como cojín de lactancia XXL, mientras que la base haría la función de cambiador por su textura suave y confortable.

El cojín nido reductor reduce el riesgo de muerte súbita y favorece la calidad del sueño en los bebés

El síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) es el fallecimiento repentino de un niño o niña menor de un año por razones desconocidas. Los expertos han vinculado esta muerte sin causa aparente con una mala postura al dormir (boca abajo) y la incapacidad de despertar.

En ese sentido, el cojín nido reductor ofrece una solución para reducir el riesgo de muerte súbita, ya que facilita que el pequeño descanse boca arriba con una posición corporal adecuada, en la que no se ejerce presión sobre ninguno de sus órganos vitales.

Asimismo, este tipo de cojines permite que el bebé duerma plácidamente y logre la maduración cerebral esperada conforme va creciendo y desarrolle correctamente su memoria y capacidad de aprendizaje.

El nutrido catálogo de cojines reductores ofrecido por Cool-Dreams está elaborado con tejido de punto de algodón hipoalergénico, libre de sustancias nocivas, y cuenta con certificaciones internacionales que avalan su calidad.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?