AN

Los beneficios que tiene la Ley de Insolvencia Económica

Las causas por las cuales una persona puede sufrir problemas financieros graves son múltiples. Esto sucede cuando sus deudas superan su capacidad de pago, es decir, cuando el dinero que un individuo gana mensualmente no le alcanza para cubrir las obligaciones adquiridas y, por ello, corre el riesgo de perder la casa, el empleo o la empresa.

Con el objetivo de ayudar a las personas a cancelar sus deudas, el grupo de profesionales que integra Deuda Cero ofrece asesorías financieras y jurídicas para mejorar la situación económica de sus clientes y lograr que superen la insolvencia.

Ley de Insolvencia Financiera: un mecanismo para salir de las deudas

La insolvencia económica se da cuando los activos o los bienes de una persona física o jurídica no son suficientes para cubrir el total de las deudas y cuando esta no cuenta con los ingresos necesarios para cumplir con sus obligaciones.

Ante este escenario, las personas afectadas pueden acogerse a la Ley de Insolvencia Financiera, habiendo declarado previamente que no se encuentran en condiciones económicas de cancelar dichas obligaciones. 

Esta propuesta permite a los interesados convenir con sus acreedores una forma de pago más accesible. Para acogerse a esta figura, se requiere que la persona tenga al menos 2 deudas vencidas con más de 90 días de demora o que tenga en marcha dos procesos ejecutivos en su contra.

Además, no importa el tipo de deuda, ya que los beneficios de la ley alcanzan a aquellas contraídas por los servicios públicos domiciliarios hasta los créditos hipotecarios y las obligaciones tributarias.

Para dar curso a este proceso de mediación, toda persona física o jurídica puede solicitar el asesoramiento de los profesionales de Deuda Cero. Ellos están altamente cualificados para negociar nuevas condiciones con los acreedores y garantizar el éxito en las gestiones vinculadas a la Ley de Insolvencia Financiera.

Método Deuda Cero para terminar con el endeudamiento permanente

A raíz de un estudio realizado, los especialistas de Deuda Cero llegaron a la conclusión de que las causas que llevan a las personas y empresas a sobre endeudarse y a la quiebra son los malos hábitos financieros y la ausencia de una educación financiera básica.

Para establecer una sana relación entre el dinero y las personas, desde Deuda Cero proporcionan una serie de consejos y mecanismos para mejorar dicho vínculo, a partir de un posicionamiento personal por querer cambiar la situación económica.

Para ello, es fundamental aumentar los ingresos, reducir los gastos, llevar un presupuesto y un registro del dinero empleado, y confeccionar un fondo de emergencias para cubrir cualquier imprevisto.

Por último, proponen aplicar el método Deuda Cero, que consiste en organizar las deudas de la más grande a la más pequeña y solo aquellas que es posible pagar de forma constante y periódica. Una vez especificadas todas las obligaciones pendientes y detalladas en cuotas, cantidades e intereses, se debe añadir una pequeña cuota al crédito de menor cuantía. Cuando se cancela ese crédito, ese adicional se traspasa al siguiente y así hasta terminar de saldar todas las cuentas.

A través de la página web, los interesados podrán ponerse en contacto con un experto en insolvencia dispuesto a brindar una asesoría adaptada a sus propias necesidades y ayudar a gestionar de manera apropiada sus finanzas. 


Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes