AN

Ayuda Universitaria presenta su software antiplagio

Revisar el plagio es clave para conseguir el aprobado en el trabajo final de grado y de máster. Hay una gran variedad de sistemas certificados, en su mayoría americanos. Sin embargo, al tratarse, en su mayoría, de sistemas especializados para la redacción en inglés, no tiene en cuenta diferentes aspectos del castellano, lo que es un problema que puede afectar el resultado. En este sentido, Ayuda Universitaria ofrece un software antiplagio, el cual garantiza que el contenido no tiene repeticiones de otros publicados.

Todo sobre la alternativa de antiplagio

Entre los diferentes problemas que se presentan al elaborar un trabajo de grado, el plagio puede afectar en gran medida al resultado final. Según la RAE, el plagio hace referencia a toda copia real de obras elaborada por otra persona. Incluso si esta se presenta modificada sigue siendo plagio, el cual daña la integridad de un nuevo trabajo. Con relación al uso académico, la falta se asocia a la copia de ideas o contenido sin dar crédito al creador original. Si bien el investigador lo puede hacer por error, la imputación es la misma, de manera que contar con un informe antiplagio es la única forma de garantizar la integridad del contenido en el TFG o TFM. En este sentido, Ayuda Universitaria se ha enfocado en crear una gestión especializada que cubre las diferentes faltas que se cometen en los trabajos con relación al plagio. Para ello, han creado un programa de origen español, está hecho para reconocer las tildes y otros aspectos similares que son propios del castellano.

Importancia de respaldar el contenido con un sistema antiplagio

Una manera de evitar el plagio es conocer y aplicar la cita de autores de forma correcta, pero, igualmente, se debe hacer un estudio especializado para discernir cualquier fallo que pase desapercibido. Por medio de un software especializado, Ayuda Universitaria plantea cuáles son las partes del trabajo más susceptibles a presentar plagio. A esto se le añade el porcentaje de contenido en calidad de plagio y especifica la zona para que el investigador pueda corregir. Para ello, el sistema busca entre una gran variedad de textos publicados en la web, este es un protocolo similar a una base de datos científica, de manera que sus resultados son garantizados. A modo de referencia, el porcentaje de plagio aceptado en un trabajo es de 20 %, ya que se relaciona con las citas literales, leyes y referencias, el resto, se considera contenido plagiado.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?