AN

La Asociación Española de Perros de Apoyo recomienda la terapia asistida con perros

Desde siempre, los perros han formado parte de muchas familias como un miembro más. El papel de estos animales en su condición de mascotas ha trascendido sustancialmente hasta ser considerados seres sensibles y vulnerables que expresan emociones y generan vínculos estrechos y afectivos con sus amos.

El cariño y energía que depositan estos animales es tan reconfortante que generan una sorprendente sensación de bienestar. Es por eso que la Asociación Española de Perros de Apoyo los considera colaboradores esenciales para la terapia asistida con animales para personas en alguna condición de discapacidad o con problemas de ansiedad y depresión.

Intervención profesional de terapia asistida con perros

La conciencia social de este siglo y la estrecha relación y vínculo que genera este animal con los humanos han ayudado a reconocer el valor de importancia y la vulnerabilidad de los perros. Actualmente, no solo forma una parte esencial en muchos círculos familiares, sino que además, la ley lo reconoce como un individuo que tiene derechos. Además, paralelamente, la ciencia y la psicología han evaluado las características del animal y valorado sus aptitudes como un estímulo para el éxito de la terapia asistida.

La Asociación Española de Perros de Apoyo es un grupo de intervencionistas especializados en la terapia asistida con perros y el adiestramiento. Los profesionales promueven la participación de los perros en el proceso, debido a ser un agente que motiva e incentiva a los pacientes, generando una mejor actitud y respuesta a las actividades. El procedimiento es satisfactorio, ya que los seres humanos afloran mejor sus emociones ante la presencia inocente y tierna de los perros y estos, a su vez, reciben cariño y recreación. La asociación cuenta con una red de perros avalada para el acompañamiento en terapias asistidas, además, ofrece cursos presenciales y virtuales para la educación integral de perros.

Más allá de la terapia

Los intervencionistas deben comprender que, así como en los procedimientos se busca el bienestar de los pacientes, también se debe procurar el cuidado y protección de los cánidos. Los perros necesitan una formación y capacitación integral, para que su participación realmente permita una ejecución positiva en la terapia. Cabe resaltar que los pacientes, debido a su condición, no son estables y los perros deben estar preparados para ello.

La asociación ofrece adiestramientos especializados y formación para que los intervencionistas puedan aprender a conocer e identificar el sentir y actuar de los perros. Garantizan una modificación de conducta, obediencia y adaptabilidad. No todos los perros son iguales, no todos tienen la misma facilidad de comunicación e interacción, depende del tamaño, raza, carácter y temperamento... La asociación es experta en perros de apoyo y contempla servicios para objetivos específicos de acompañamiento.


Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?