AN

El asesoramiento que ofrece Villaquirán Abogados a los trabajadores en caso de despido improcedente

El despido improcedente se da cuando una empresa no ha cumplido los procedimientos legales ni tiene una justificación para echar a alguien de su trabajo. Estas situaciones son una irregularidad que debe presentarse ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación y ante los Juzgados de lo Social, para que se declare la improcedencia del despido. 

En el proceso judicial, las partes deben presentar los hechos y las causas para que el tribunal fundamente con ellos su decisión. En estas situaciones, es importante contar con el respaldo de una buena asesoría jurídica. Villaquirán Abogados es un despacho multidisciplinar de Tenerife, conformado por un equipo de expertos en distintas especialidades, entre ellas el derecho laboral.

Lo que dice la ley sobre el despido improcedente

Los profesionales de Villaquirán Abogados tienen una amplia experiencia en el asesoramiento jurídico y el acompañamiento legal de particulares y empresas. Trabajan las áreas mercantil, civil, administrativa, penal y laboral.

Precisamente, en esta última de las ramas del derecho están incluidos los procesos por despido improcedente. La ley lo califica como tal cuando no se debe a ninguno de los motivos justificados en el artículo 56 del Estatuto de los Trabajadores. Este último establece unos requisitos que el empresario debe cumplir para romper unilateralmente un vínculo laboral.

Los expertos de Villaquirán Abogados explican que es verdaderamente importante contar con un asesoramiento jurídico desde el momento en que se notifica el despido, ya que el plazo para reclamarlo es de 20 días hábiles y habrá que analizar la defensa en cada caso concreto, a fin de desvirtuar lo alegado por la empresa y comprobar que el despido no está amparado en causas legales reguladas como el despido objetivo, el disciplinario o el previsto en los convenios colectivos.

Qué se debe hacer en estos casos

Cuando la persona objeto del despido considera que sus derechos han sido vulnerados debe buscar asesoría legal para iniciar un proceso de impugnación. Entonces, debe acudir con su abogado ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación y ante los Juzgados de lo Social. Como parte del proceso, el juzgado buscará llegar a un acuerdo de conciliación entre las partes.

Si el despido se declara improcedente judicialmente y no se consigue un acuerdo, el empresario debe decidir entre indemnizar al trabajador o reincorporarlo. Para tomar esta decisión tiene un plazo no mayor a 5 días hábiles. En caso de que el directivo no se decante por ninguna de las dos alternativas, se considera que ha optado por la reincorporación del trabajador.

Cuando el empresario elige la indemnización, esta equivale a 33 días de salario por cada año de servicio. El máximo para este tipo de cálculos son 24 mensualidades según la ley vigente.

Los profesionales de Villaquirán Abogados señalan que para enfrentarse a estas situaciones es vital la asesoría especializada. Esto puede marcar la diferencia entre restituir o no los derechos laborales infringidos.


Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable