AN

¿Se acerca una crisis inmobiliaria?, según La Casa Agency El Clot

Tras varios años en continuo crecimiento, el sector de la vivienda parece haber llegado a su punto máximo. Diferentes especialistas en esta industria prevén que para el 2023 el escenario inmobiliario no sea nada alentador a causa de una disminución en la demanda que podría generar una caída en los precios, así como el encarecimiento de las hipotecas.

Si bien es cierto que existen múltiples opiniones respecto a este tema, la mayor parte de los analistas coinciden en que existe un 80 % de probabilidades de que el mercado inmobiliario pueda sufrir una caída importante a principios del 2023.

En ese sentido, desde La Casa Agency El Clot, comparten su perspectiva acerca de este panorama incierto. Jean Paul Cherigny, representante de la inmobiliaria en Barcelona, proporciona algunos detalles sobre lo que se considera el final del gran boom inmobiliario para este 2023.

Comportamiento del mercado inmobiliario para 2023

En los últimos años, el mercado inmobiliario ha mantenido un crecimiento notable, siendo 2022 uno de los más destacados en cuanto a transacciones realizadas. Este sector suma 760.000 viviendas vendidas durante este año, la cifra más alta desde el 2007. Además, la venta de viviendas de segunda mano es otro de los aspectos destacables, pues alcanzó las 680.000, un dato que se ubica por encima de cualquiera de los años en los que se inició la burbuja inmobiliaria.

Pese a estas cifras, un informe elaborado por la Universidad de Barcelona señala que el primer trimestre del 2023 podría finalizar el gran boom inmobiliario, provocando una ralentización en la industria. Aspectos como la inflación, subida de tipos de interés, así como de las hipotecas, aunado a la crisis económica y al estancamiento de los salarios, son algunos de los aspectos que podrían pasar factura al sector inmobiliario en 2023.

Demanda de obra nueva, la gran fortaleza

El representante de la inmobiliaria en Barcelona La Casa Agency El Clot, al igual que muchos otros en el sector, coincide en que aunque las ventas caigan y se prevea una recesión económica, los precios no deberían sufrir tanto. Lo anterior se debe a que la existencia de menos demanda de viviendas puede generar un ajuste de hasta el 5 % a la baja en el precio de las propiedades para que puedan venderse. Por ello, los especialistas no esperan caídas significativas en los precios.  

Por otra parte, las propiedades de obra nueva son consideradas la gran fortaleza de las agencias inmobiliarias en la actualidad, debido a que la gran mayoría de las agencias tienen comprometidas más del 50 % de las unidades para entregar.

Finalmente, vaticinan un enfriamiento del mercado de cara a los próximos años, con una caída en transacciones del -13 % en 2023 y -5 % en 2024. Al mismo tiempo, consideran que a partir de entonces el mercado iniciará nuevamente una estabilización, proyectando las 500.000 transacciones al año, lo cual es considerado un escenario más sostenible.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?